La importancia de beber té

Infusiones de hierbas

Las hierbas han contribuido durante miles de años a la calidad de la vida humana. A través de la historia, las plantas han servido a la humanidad como valiosos componentes de condimentos, infusiones, cosméticos, colorantes y medicinas. El término hierba se usa para referirse no solamente a las plantas herbáceas, sino también a la corteza, raíz, hojas, semillas, flores y frutos de plantas, arbustos y enredaderas.

Existe en la actualidad un gran número de infusiones, es decir, bebidas realizadas a base de hierbas y agua, y de plantas aromáticas cuyas propiedades medicinales y contribución al buen funcionamiento del organismo están demostradas. Lo cierto es que, hoy en día, no es muy frecuente recurrir a ellas, ya que lo más común es decantarse por las bebidas con gas, el café o los zumos.

Hay que tener en cuenta que las infusiones constituyen una alternativa agradable, ya que en invierno se pueden tomar calientes y en verano algunas de ellas pueden funcionar como un perfecto refrigerio, añadiendo a ello la acción medicinal.

Propiedades medicinales

Los beneficios terapéuticos de muchas plantas se conocen desde la antigüedad y, de hecho, muchos medicamentos, como la aspirina, han derivado de ellas. El problema de este uso es que estos tipos de medicamentos son difíciles de dosificar y en cantidades excesivas pueden ser perjudiciales. Por ello, las infusiones constituyen la forma alternativa de administrar estas funciones beneficiosas para el organismo y se pueden encontrar en herbolarios. Las infusiones más comunes y conocidas no son medicamentos, aunque también poseen algunas propiedades beneficiosas.

Cada país o cultura ha desarrollado de forma distinta el uso de las distintas infusiones y hierbas.  Incluso, en algunas tradiciones se han empleado con una finalidad mágica. Entre las ventajas más generales hay que destacar el hecho de que se pueden preparar en casa, lo que garantiza su pureza y que no tienen gas, un elemento poco beneficioso para el sistema digestivo. Además, existen infusiones que se deben tomar calientes, por lo que pueden sustituir al habitual café y, en verano, se pueden tomar frías, proporcionando un frescor más sano que el de la mayoría de los refrescos.

Además, existe otra utilidad común de este tipo de hierbas, ya que por su carácter aromático sus hojas, flores, semillas o raíces se pueden emplear con el objetivo de dar olor y sabor a múltiples comidas. Lo normal no es encontrar estas hierbas en estado silvestre, ya que se corre el riesgo de no conocer exactamente el tipo de planta de que se trata, así que lo más común es adquirirlas en establecimientos especializados o herbolarios donde, además, nos pueden asesorar sobre la capacidad de cada una de las plantas. Por otro lado, hay que mencionar que dependiendo de la infusión, las hierbas se deben comprar frescas o secas.

 

Beber Té

Categorías Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close